sábado, 7 de enero de 2012

Locomotora 103 DB






La Serie 103 eléctrica de los ferrocarriles de Alemania Federal (Deutsche Bundesbahn, DB) fue diseñada en los años 60; el primer prototipo vio la luz en 1965. Estaba concebida para arrastrar trenes de pasajeros de alta velocidad, domésticos e internacionales (especialmente los servicios Trans-Europa Exprés), y fue el buque insignia del parque de DB durante los años 70 y 80. Actualmente, ha sido desplazada de algunos de los servicios más importantes por el tren de alta velocidad InterCity Express (ICE), que circula a 250 km/h, y por las últimas máquinas eléctricas de la Serie 120 Bo-Bo. A pesar de esta pequeña degradación, las locomotoras de la Serie 103 siguen siendo las máquinas eléctricas más poderosas de la flota de DB. En 1960, los ferrocarriles alemanes se enfrentaban a una fuerte competencia por parte de las Compañías aéreas de su propio país. Para recuperar viajeros, DB planificó una red de trenes internacionales de alta velocidad. Las rutas iban a tener que efectuar paradas frecuentes y, en consecuencia, estarían sujetas a restricciones de velocidad, lo que significaba que las locomotoras debían alcanzar rápidamente la velocidad punta y mantenerla. Las especificaciones planteadas en 1961 exigían que la locomotora alcanzase 200 km/h y fuese capaz de mantenerlos en rampas de 5 milésimas por metro con 300 t de peso; además, el tren tenía que lograr esa velocidad en 150 segundos.
Los prototipos
Los cuatro prototipos, numerados en principio del EOS.001 al E03.004 -siguiendo el antiguo sistema de DB-, fueron construidos por Rheinstanl-Henschel y Siemens en colaboración con la oficina central de diseño de DB. Las locomotoras se presentaron en público en junio de 1965, con ocasión de la Exposición Internacional de Transporte de Munich. Con este motivo, los prototipos arrastraron el tren Blauer Enzian entre Munich y Augsburgo a 200 km/h: los primeros viajes de demostración que alcanzaron esta velocidad en Europa.